11 sept. 2014

"Unos gramos de felicidad" (nanorrelato)

Entrar es fácil, solo hay que cruzar la raya. Una vez dentro, la travesía es placentera aunque sinuosa. Las paredes rezuman un polvillo blanco y te vas adentrando, alejándote de la realidad, haciendo cada vez más difícil el regreso... No hay esperanza dentro del laberinto.

Laberinto trojeborg (‘ciudad de Troya’), labrado en una piedra procedente de Visby, Suecia. (fuente: Wikipedia)

--------------------------------------------------------------

Este nanorrelato participa en el XIV Concurso de Microjustas Literarias (de OcioZero).

No hay comentarios: