12 oct. 2014

"Pesadillas, posesiones y móviles que se vuelven locos" (¿microrrelato?)

Domingo, 8:00 AM (aprox.). Sueño que estoy en una cama (no es mi cama) y, aunque la habitación está prácticamente a oscuras, observo a alguien dando vueltas alrededor. Es un cura, o un sacerdote, y está rezando. No, realmente está haciendo una especie de exorcismo. Dirigido a mí, aunque yo tengo la certeza de no estar poseído. Sin embargo, me incorporo lentamente, con pequeñas convulsiones y emitiendo breves y graves gruñidos. Me pongo ante el cura, frente a frente, y noto su miedo. Y siento una placentera sensación de confort...

Despierto, no aterrado, pero sí algo intranquilo. Lógico, después de una pesadilla de esta índole. Y escucho que el móvil no para de hacer ruidos raros, como si le estuvieran llegando mensajes continuamente. Lo cojo y, tras iluminarse la pantalla, se queda colgado, loco. ¿Poseído?

Lo primero que hago es ir a mear (era urgente). Después reinicio el móvil y compruebo que funciona perfectamente (es decir, funciona como quiere y cuando quiere). Por último, escribo una nota de recordatorio: "idea para relato: móvil poseído por demonio" (a las 8:00 AM no parecía tan mala idea). Y como aún tenía un sueño de mil demonios, me volví a dormir...

Fotograma de 'El exorcista'
----------------------------------------------

Lo incluyo en la sección de microrrelatos, pero en realidad es la crónica de cómo he empezado el día...
 

No hay comentarios: