11 dic. 2014

"Viajando en tren" (microrrelato)

Desde que salimos, hace ya un par de horas, no dejó de levantarse y deambular por el vagón del tren, molestando al resto de pasajeros. Era un adolescente, alto y espigado, con cara de pocas luces, pero molesto cual mosca cojonera. Y nadie tenía ganas de llamarle la atención y amargarse aún más el largo viaje. Pero necesitaba un escarmiento, sin duda.

—Eh, chaval ‒le dijo en un momento dado el revisor‒. En el túnel no te pongas de pie...

¿Eso era todo? ¿Ni un mísero rapapolvos?

Por supuesto, no le hizo caso. El tren se introdujo en un largo túnel y el joven, que había permanecido sentado unos misericordiosos minutos, se levantó haciendo aspavientos con los brazos y gritando:

—¡¡¡Miradme todos!!! ¡¡¡Estoy de pie en un túnel!!! ‒ Y comenzó a reírse como un loco.

Todo ocurrió muy rápido. Algo apareció sobre él, una forma espectral que se le echó encima y, un instante después, ambos habían desaparecido.

Nadie dijo nada. Creo que, de hecho, nadie recordaba ya al molesto adolescente una vez que salimos del túnel. Me giré y observé a mi compañero de asiento, un tipo con un aura siniestra. Se llevó un dedo a los labios, y sonrió.

No es bueno levantarse cuando el tren pasa por un túnel…



-----------------------------------------------------------------

Dedicado a Raúl, Imanol, Bortx, Fernando e Ibon, compañeros de un interesante y curioso viaje en tren.

2 comentarios:

Moebiuss dijo...

por fin!! tremendo!! una deuda mas saldada este mes, increible

Igor Rodtem dijo...

Graaaaaaaaaaacias!!!