11 ene. 2012

Reuniones

Sólo la Ley de Murphy es capaz de provocar que me coincidan en el mismo día dos reuniones agotadoras. Primero, toda la santa jornada laboral (de 9.00 a 18.00) de reunión en el trabajo, para planificar los objetivos del 2012. Y de postre, reunión vecinal (con todo el barrio) por asuntos relacionados con los medios (mejor dicho "el medio") de transporte. Y yo con mi esguince de tobillo, que no se queja mucho, pero ahí está...

2 comentarios:

Maite dijo...

Menuda entrada de año, ánimo!

Igor Rodtem dijo...

Jeje... Gracias!!!